centre de psicologia assessorament personal i salut PSIGMA

Català  /  Castellano

¿Cómo estás?

620 756 015

Hola, ¿quieres hablar?

 

Si   Ahora no, gracias

Inicio / Metodología / Casos prácticos / Casos prácticos de acupuntura

Casos prácticos de acupuntura

 

A continuación presentamos unos casos clínicos de pacientes que han seguido tratamiento con acupuntura.

Hay que tener en cuenta que en la Medicina Tradicional China los diagnósticos son muy diferentes a los que estamos habituados a escuchar en la Medicina Occidental, y muchas veces no hay un equivalente ni una traducción literal de los dos tipos de medicina. Palabras como Qi (que podríamos traducir como energía, aunque engloba otros conceptos), Yin (la parte más material de todos los fenómenos de la naturaleza) o Yang (la parte más inmaterial o sutil) irán apareciendo en la descripción de los casos

Partiendo de un síntoma concreto que motiva la consulta, se exploran otras esferas que nos orientan al diagnóstico. Así, se exponen los criterios de estado, que hacen referencia al estado energético y emocional de la persona, y los criterios de órgano, en relación a la sintomatología que es propia de cada órgano. Conjuntamente con la exploración física se describe el diagnóstico que nos llevará al tratamiento.

Clara, mujer de 38 años

Desde hacía más de un mes presentaba una sensación de obstrucción y de cuerpo extraño en el cuello, que no podía movilizar ni con la tos ni con los eructos. Explicaba que sentía como si tuviera "un nudo en la garganta" que le podía aparecer en cualquier momento y que le mejoraba mientras comía y cuando hacía ejercicio. Durante esos días también presentaba malas digestiones, con sensación de distensión y plenitud abdominal después de las comidas.

Se hizo una evaluación de su estado energético y emocional. Explicaba que hacía un tiempo se sentía más malhumorada y más angustiada, ya que tenía problemas en el trabajo y era posible que lo despidieran, y eso la hacía estar más irritable y ansiosa.

Presentaba otros síntomas de órgano que podían estar relacionados al diagnóstico: tenía sensación de opresión torácica, suspiraba frecuentemente y en ocasiones presentaba dolores en los costados. También padecía insomnio reciente con sueños abundantes. Sus digestiones eran pesadas, con distensión y gases y últimamente sufría episodios de diarrea alternado con estreñimiento.

En la exploración presentaba una lengua roja violácea sin capa lingual con una fisura central y su pulso estaba lleno.

Se hizo un diagnóstico de Estancamiento de Qi de Hígado con disarmonía de Hígado y Bazo y se siguió tratamiento para drenar hígado y movilizar el Qi.

Con una sesión fue suficiente para hacer desaparecer los síntomas al cabo de tres días.

Alba, mujer de 34 años

El Alba presentaba migrañas desde hacía cinco meses que se iniciaron el último mes del embarazo, inicialmente de manera puntual y fue aumentando de intensidad y en número de episodios hasta ser diarios durante las últimas semanas.

El dolor aumentaba hacia el mediodía y por la tarde, y empeoraba cuando se estiraba o cuando se agachaba. Acompañaba de mareos y en alguna ocasión había presentado vómitos.

A nivel energético y de criterios de estado, explicaba que se encontraba muy cansada y que incluso se levantaba ya cansada, se había vuelto más calurosa y con la lactancia había tenido sofocos. Desde el parto tenía dolores musculares y a veces hormigueos en los brazos. Sentía que tenía falta de concentración, con pérdida de memoria, olvidos frecuentes. Se sentía inquieta y nerviosa con preocupaciones constantes y últimamente sufría insomnio con sueños abundantes y con pesadillas.

Analizando los criterios de órgano, explicaba irritabilidad con episodios puntuales de ira. Explicaba que durante aquellos meses había tenido los ojos rojos y secos en alguna ocasión. También sufría malas digestiones con sensación de gases y puntualmente diarrea. Desde el parto sentía dolores en las lumbares y en las rodillas, dolores que iban empeorando a lo largo del día.

Partiendo de un Estancamiento de Qi de Hígado con un déficit de sangre del parto y post parto, se diagnosticó una Deficiencia de Sangre de Hígado con una Deficiencia de Yin de Hígado y con el consecuente Ascenso de Yang de Hígado.

Se trató nutriendo la sangre y el Yin de hígado y calmando el Yang, mejorando las migrañas y resolviendo en un ochenta por ciento los mareos. Se continuó el tratamiento nutriendo la sangre y el Yin y movilizando el Qi y con dos sesiones más volvió a presentar episodios de migraña.

Carlota, mujer de 19 años

Carlota consultó por dolor abdominal episódico desde hacía cuatro años. Explicaba que a raíz de una situación de presión con los estudios, comenzó a sufrir dolores en la zona superior del abdomen de manera episódica. Los dolores los describía en forma de pinchazos, de intensidad severa y eran intermitentes pudiéndole durar desde minutos hasta horas e incluso la despertaban en la madrugada. Estos episodios aparecían en situaciones de estrés, empeoraban con la menstruación y podían durar semanas impidiéndole hacer vida normal.

Se había hecho exploraciones y pruebas que siempre eran normales y había probado tratamientos farmacológicos que no resolvían los síntomas, aunque había mejorado con terapia psicológica y psiquiátrica.

En la evaluación de los criterios de estado, donde se explora la parte energética y emocional, Carlota era una mujer con muchas inquietudes y ganas de crecer. Era muy exigente y le daba muchas vueltas a los problemas, lo que a menudo le impedía avanzar. Desde hacía años presentaba insomnio de conciliación, y en ocasiones soñaba mucho. Asimismo presentaba boca seca y a veces calor nocturna.
Como criterios de órgano destacaban episodios de palpitaciones que aún tenía ocasionalmente y aftas bucales. También había tenido alguna época en que presentaba mareos con sensación de vacío.
La lengua era pálida con puntitos rojos en la punta, es decir, en la zona del corazón y su pulso era tenso.

Inicialmente se orientó como una Deficiencia de Sangre y de Yin de Corazón, así como un Estancamiento de Qi de Hígado con Agresión a Estómago. Se realizó tratamiento orientado a nutrir y alimentar la sangre y el Yin de corazón, a la vez que se puntura para drenar el Qi de hígado con poca mejoría de los síntomas.

Viendo la falta de respuesta se reevaluó el caso, orientando el diagnóstico como un Chong Mai (meridiano extraordinario que tiene relación con el origen y estructura de la persona, así como con los cambios y mutaciones a lo largo de la vida), ya que presentaba síntomas de desarmonía en este meridiano. Se realizó un nuevo tratamiento y en pocas sesiones fue mejorando la clínica.

Marcos, hombre de 47 años

Desde hacía 4 meses presentaba dolor en el codo cuando movía el brazo. Marcos trabajaba haciendo movimientos de repetición por lo que inició a tener dolor en la parte externa del codo que empeoraba a la movilización, especialmente con la extensión del brazo y mejoraba con el reposo, el frío local y cuando tomaba antiinflamatorios.

Las características del dolor orientaban el diagnóstico de "codo del tenista", según la nomenclatura occidental. En medicina tradicional china se trata de un Estancamiento local de Qi y de Sangre, en este caso del Territorio Miofascial y Tendinoso de Intestino Grueso.

Se puntura durante seis sesiones puntos del canal de intestino grueso, así como puntos a'shi, o puntos gatillo (que son puntos dolorosos a la palpación) con mejoría de los síntomas. Aún así, el paciente presenta episodios de agudización del dolor en relación a la exposición al mecanismo que le provoca los síntomas durante las épocas en que realiza más esfuerzos.

Maria, mujer de 60 años

María explicaba un dolor en la rodilla izquierda, a diario, y desde hacía un año.

Llevaba hecha una radiografía, donde se veía una artrosis de la rodilla. Por ahora, le habían aconsejado tratamiento con analgesia y ejercicios.

La rodilla no estaba inflamada, y el dolor era localizado, empeoraba con el movimiento inicialmente, sobre todo con la flexión y extensión de la rodilla, pero al entrar en calor mejoraba. El masaje también le era agradable.

Se hizo una valoración global del caso, del estado energético y de los criterios de órgano. Aparte del dolor de la rodilla, destacaba la persistencia de los sofocos en relación a la menopausia, decía que eso la ponía muy nerviosa. Vivía con mucho estrés el trabajo hasta el punto de que a veces le costaba conciliar el sueño y en otras ocasiones tenía muchos pesadillas. También explicaba sequedad de boca y a veces tos seca y irritativa, sobre todo cuando estaba más nerviosa.

El dolor de la rodilla se orientó como un Síndrome Bi (síndrome de obstrucción dolorosa) por frío y humedad. Y ligado al síndrome Bi y los otros síntomas, una Deficiencia de Yin de Riñón.

Se trató el con puntos a distancia y puntos locales, utilizando la moxa en los puntos locales de la rodilla (aplicación de calor) para eliminar el frío. Y se alimentó el Riñón.

María mejoró después de unas sesiones, tenía dolor algunos días, pero ya no era a diario y la intensidad había bajado. Los sofocos también mejoraron.

Laura, chica de 33 años

Laura, sólo decirle "hola, ¿qué te pasa?", Se puso a llorar. Estaba muy angustiada, explicaba que desde hacía dos años aguantaba mucha presión en el trabajo y que ya no aguantaba más. Vivía muy mal la relación con su jefe actual, decía que durante estos dos años había aguantado demasiado, no se sentía valorada y su relación se había ido tensando, hasta que ella había "estallado". Mostraba poca seguridad en sí misma, la autoestima le había bajado, creía que todo lo hacía mal y se veía incapaz de resolver y afrontar cualquier situación o decisión.

Durante la anamnesis se hizo una valoración energética y del estado de la paciente. Se sentía triste, estaba muy preocupada y no paraba de pensar. En algunos momentos había tenido palpitaciones y sensación de obstrucción en el pecho y de ahogo. También decía que últimamente no se acordaba de las cosas, que le fallaba la memoria y que se despistaba mucho. Estaba muy cansada, sobre todo por las noches, a veces dormía incluso antes de cenar. Apática, triste y sin ganas de hacer nada. Tenía una hija y le sobrepasaba. Durante este tiempo se había vuelto dependiente de su marido en el sentido de necesitarlo para resolver cualquier obstáculo.

Se orientó como un Estancamiento de Eetge provocado por la rabia y los sentimientos reprimidos, que había evolucionado a una Deficiencia de Qi de Bazo y de Sangre de Corazón.

Laura hizo unas diez sesiones de acupuntura, donde se drenó el hígado haciendo fluir el Qi, se nutrió la sangre al corazón, tonificar el bazo y se tranquilizó el Shen (el espíritu). También se trataron puntos del Meridiano Extraordinario Du Mai. Fue mejorando mucho y de forma progresiva.

onjuntamente con la acupuntura hizo Psicoterapia. Al principio siempre venía siempre acompañada de su marido, sin él se sentía desprotegida, pero a medida que el tratamiento avanzaba, empezó a venir sola, mejoró el ánimo, devolviendo la alegría y cada vez se notaba con más energía y fuerzas hasta que terminó tomando una determinación a nivel profesional, con la consecuente mejora de su vida personal y familiar.

Contacta con Psigma

620 756 015
info@psigma.cat
Formulario de contacto

Barcelona
C. Aragó 268, 3er 1a

Vic
C. Morgades 19, ent. 3era

Manresa
C. Vilanova, 1-3, 1er F, (Plana de L'Om)
T. 938 723 263

Girona
C. Barcelona 61, 2n 1a

Psigma

El equipo de psicólogos en Vic, Barcelona, Manresa y Girona somos especialistas en psicología infanto-juvenil y de adultos en el diagnóstico y tratamiento psicológico. También somos expertos en terapia de pareja en Barcelona, Vic, Manresa y Girona, sexología, crecimiento personal y psicología jurídica. No dudes en pedirnos información. El equipo multidisciplinar de salud de Psigma te daremos la información que necesites.

Área clientes