centre de psicologia assessorament personal i salut PSIGMA

Català  /  Castellano

¿Cómo estás?

620 756 015

Hola, ¿quieres hablar?

 

Si   Ahora no, gracias

Inicio / Servicios de psicología / Psicología según etapas / Psicología adultos / Trastornos y problemas de ansiedad

Trastornos y problemas de ansiedad

 

La ansiedad es una respuesta natural de adaptación ante un peligro, que el ser humano ha presentado desde tiempos inmemoriables. Antiguamente como una respuesta a un peligro físico, el hombre corría, atacaba o huía. Actualmente muchas veces también atacamos o huímos físicamente (ante un coche que se nos viene encima por ejemplo) o intentamos paliar o poner solución a un problema que nos quita el sueño. El problema se da cuando esta sensación de angustia, expresada mediante respuestas fisiológicas (palpitaciones, ruboración, respiración acelerada, sudoración, presión en el pecho...), cognitivas (preocupación, rumiación, falta de concentración, creencias de inseguridad y de pérdida de control...) y conductuales (paralización motora, hiperactividad, conductas de evitación...) se mantiene en el tiempo, bien por no saber resolver o minimizar los efectos del supuesto peligro o bien porque ya se ha cronificado y no sabemos ni identificar el origen del peligro.

Ansiedad generalizada - crónica (TAG)

¿Qué es?

Se caracteriza por un estado de preocupación constante y excesivo acerca de un amplio abanico de temas cotidianos (economía, salud, familia, trabajo, estudios, etc.) durante como mínimo 6 meses. Resulta muy difícil para la persona controlar este estado constante de preocupación y provoca graves interferencias en su funcionamiento diario. Va acompañado de tres o más de los siguientes síntomas: inquietud/impaciencia, fatiga, falta de concentración, irritabilidad, tensión y alteraciones del sueño.

Agorafobia

¿Qué es?

Sensación de angustia al encontrarse en lugares o situaciones donde salir puede resultar difícil o vergonzoso para uno mismo, o donde en el caso de sufrir un ataque de pánico o algunos de sus síntomas pueda ser difícil disponer de ayuda. Las situaciones normalmente más temidas son: estar fuera de casa, ir a sitios donde hay mucha gente (fiestas, centros comerciales, etc.) ir al cine o al teatro, ir en transporte público (metro, tren, bus...). Se acostumbran a evitar, lo que hace que la persona cada vez reduzca más sus actividades cotidianas (hasta el punto muchas veces de no querer salir de casa); o se hacen si se va acompañado de una persona de confianza, lo cual genera dependencia y muchas veces hasta problemas relacionales.

Crisis de ansiedad/ataques de pánico

¿Qué son?

Aparición de malestar muy intenso caracterizado por cuatro o más de los siguientes síntomas: palpitaciones o aumento de la frecuencia cardíaca; sudoración; temblores o espamos; sensación de ahogo; sensación de atragantarse; opresión o malestar torácico; náuseas o molestias abdominales; inestabilidad o mareo; desrealización (o sensación de irrealidad) o despersonalización (sentirse disociado, como separado de uno mismo); miedo a perder el control o volverse loco; miedo a morir; parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo); escalofríos o sofocos; que se inician bruscamente y alcanzan su máxima expresión en los primeros 10 minutos de su aparición conjunta.
Después de un ataque de ansiedad muchas veces se vive muy pendiente de no volver a sufrir otro, lo cual en muchas ocasiones inicia un ciclo de evitación de situaciones consideradas peligrosas, miedos o creencias de bajo autocontrol, observación y alerta exagerada de la fisiología corporal, uso de mecanismos de protección en caso de crisis, etc. que pueden interferir gravemente en el desarrollo cotidiano de la vida de la persona afectada.

Fobias y miedos específicos

¿Qué son?

Miedo acusado y persistente que la persona reconoce como excesivo o irracional y que se presenta ante un objeto o situación específica (volar, animales, sangre, agujas, etc.) y genera una respuesta casi inmediata de ansiedad que puede llegar a generar un ataque de pánico. Las situaciones temidas se evitan o se soportan con un alto grado de angustia y desgaste emocional, y depende de cuales sean pueden interferir gravemente en el funcionamiento cotidiano de la persona afectada por el trastorno.

Fobia social

¿Qué es?

Miedo intenso y persistente por una o más situaciones sociales en las que el sujeto se ve expuesto a personas que no pertenecen a su ámbito familiar o a la posible evaluación de los demás. El individuo tiene miedo de actuar de manera humillante o mostrar síntomas de ansiedad, por lo cual se genera de manera inmediata una respuesta de ansiedad que puede llegar a generar un ataque de angustia. Las situaciones temidas se evitan o se soportan con un alto grado de angustia y desgaste emocional, y depende de cuales sea pueden interferir gravemente en el funcionamiento cotidiano de la persona afectada por el trastorno (relaciones sociales, laborales, académicas, etc.).

Hipocondría

¿Qué es?

Preocupación o convicción de sufrir una enfermedad grave a partir de la interpretación personal de síntomas somáticos, que persisten después de exploraciones y explicaciones médicas apropiadas, alterando significativamente el funcionamiento cotidiano de la persona afectada.
El individuo está en alerta constante sobre los posibles síntomas reales o imaginarios (sugestionados) llegando incluso a percibir señales funcionales que normalmente escapan a la conciencia (la intensidad de los latidos del corazón, funciones digestivas, temperatura corporal, etc.); pasa gran parte de su tiempo buscando diagnósticos y tratando de paliar sus síntomas alterando el funcionamiento normal (dietas específicas, cuidados extremos, etc.); y naturalmente lo vive con un alto grado de angustia que solo se ve paliado temporalmente cuando algún profesional confirma o desconfirma una posible enfermedad.

Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

¿Qué es?

Es un trastorno caracterizado por la presencia de obsesiones y compulsiones que generan un alto grado de malestar e interferencia en el funcionamiento cotidiano de la persona que lo sufre y muchas veces en su entorno.
Las obsesiones se definen como pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusivos e inapropiados; que causan ansiedad o malestar significativo y que no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas cotidianos. La persona afectada trata de ignorar, suprimir o neutralizar las obsesiones con otros pensamientos, impulsos o imágenes.
Las compulsiones pueden ser actos (lavarse las manos, ordenar objetos, comprobaciones, etc.) o actos mentales (rezar, contar o repetir palabras, etc) con carácter repetitivo, que el individuo se ve forzado a realizar en respuesta a su obsesión con tal de prevenir o reducir el malestar o una situación negativa. En algún momento del curso del trastorno, el individuo reconoce que las obsesiones o las compulsiones resultan excesivas y/o irracionales.

Estrés (laboral, familiar, vital...)

¿Qué es?

El estrés puede ser definido como un conjunto de síntomas ansiosos que se dan en respuesta a un estresor pero con más intensidad de la que se consideraría normal. Suele producirse cuando la suma o coincidencia de problemas laborales, familiares o de salud, desbordan los recursos psicológicos de la persona para hacerle frente o se produce una reacción de estrés, acompañada de estados depresivos o de ansiedad. Se considera agudo si dura menos de 6 meses y crónico si dura más.

Hábitos y tics nerviosos

¿Qué son?

Un tic es una vocalización o movimiento motor súbito, rápido, recurrente, arrítmico y estereotipado que se experimenta como irresistible, pero que puede suprimirse durante periodos de tiempo variables, aunque su aparición acostumbra a darse en diferentes ocasiones durante el día. Acostumbran a hacerse más notorios en situaciones y periodos de estrés y reducirse durante actividades absorbentes para la persona que los padece (leer, coser, etc.) y durante el sueño. Normalmente aparecen antes de los 18 años y generan un notable malestar y muchas veces un deterioro significativo a nivel social, laboral o en otras actividades cotidianas del individuo.

Metodología de Psigma

El tratamiento psicológico para trabajar los diferentes trastornos de ansiedad varía según la corriente epistemológica del profesional que atiende la demanda. De todas maneras, normalmente incluirá todas o la mayoría de las siguientes intervenciones:

Una primera parte de exploración del problema y de conocimiento de la persona:

  • Exploración del problema: cuando se da, desde cuando, oscilaciones en el tiempo, disparadores del problema, atenuantes, soluciones intentadas, creencias y atribuciones entorno al problema, etc.
  • Exploración de la persona: personalidad, manera de enfocar el problema y otros anteriores, situación personal, historia de vida, red de apoyo, recursos y dificultades propias, estado de salud, etc.

Entendemos que esto resulta imprescindible para el profesional, pues le ayudará a adoptar el enfoque que considere más adecuado para el tipo de problema y para el estilo de la persona; pero a la vez consideramos que este punto resulta también de máxima importancia para ayudar al demandante a dar más sentido a lo que está sucediendo, lo cual puede generar cierta tranquilidad y control ante la incerteza y la angustia que de entrada se puede sentir al experimentar cualquiera de los trastornos de ansiedad, pero también a veces genera ya un desbloqueo del problema.

Algunos de los profesionales del equipo de Psigma optan por hacer una devolución clara después de este análisis inicial, con propuesta de acción y negociación de objetivos; y otros optan por trabajar directamente sobre el problema en caso de que se mantenga.

  • Explicación de la psicofisiología de la ansiedad: Qué es la ansiedad, porqué aparece esta repuesta en los humanos, qué sentido tienen todos y cada uno de los síntomas, como funciona, mitos y miedos alrededor de la ansiedad y las crisis de pánico, etc.
  • Dotación de recursos para reducir la sintomatología (según tipología): técnicas de relajación y respiración, desvío de la atención, autoinstrucciones, escritura de pensamientos y/o emociones, prescripición de actividades agradables/relajantes, reestructuración de pensamientos negativos, técnicas estratégicas, etc. Y exposición progresiva a las situaciones temidas, preparando a menudo el manejo de ciertas situaciones difíciles que se anticipan debido a su frecuencia, probabilidad, etc.

La sintomatología ansiosa en general nos ayuda a darnos cuenta de que algo no está acabando de funcionar bien en nuestra vida. Desde Psigma pensamos que podemos ayudaros mediante los procesos descritos a paliar toda esta sintomatología, pero pensamos que muchas veces para eliminarla totalmente o prevenir una reaparición futura es necesario tratar de desbloquear aquello que ha provocado que se genere el síntoma: insatisfacciones vitales, conflictos sin resolver, falta de autoestima, bloqueos emocionales, problemas relacionales (pareja, familia, filiales...), etc. los cuales trabajaremos de manera complementaria.

Evolución – pronóstico

Si conseguimos un buen vínculo paciente-terapeuta, y una vez negociado el cambio (propuesta de tratamiento) se quiere seguir adelante, la evolución acostumbra a ser muy positiva, y los resultados variarán a nivel temporal según la problemática, situación, recursos y modos de hacer personales; pero siempre con un buen pronóstico por lo que confiere a los trastornos de ansiedad.

Contacta con Psigma

620 756 015
info@psigma.cat
Formulario de contacto

Barcelona
C. Aragó 268, 3er 1a

Vic
C. Morgades 19, ent. 3era

Manresa
C. Vilanova, 1-3, 1er F, (Plana de L'Om)
T. 938 723 263

Girona
C. Barcelona 61, 2n 1a

Psigma

El equipo de psicólogos en Vic, Barcelona, Manresa y Girona somos especialistas en psicología infanto-juvenil y de adultos en el diagnóstico y tratamiento psicológico. También somos expertos en terapia de pareja en Barcelona, Vic, Manresa y Girona, sexología, crecimiento personal y psicología jurídica. No dudes en pedirnos información. El equipo multidisciplinar de salud de Psigma te daremos la información que necesites.

Área clientes