centre de psicologia assessorament personal i salut PSIGMA

Català  /  Castellano

¿Cómo estás?

620 756 015

Hola, ¿quieres hablar?

 

Si   Ahora no, gracias

Inici / Unidades / Unidad de adicciones y drogodependencias

Unidad de adicciones y drogodependencias

¿Has pensado nunca en dejar las drogas y no sabes cómo hacerlo?
¿Quieres aprender a controlarte y a salir de las adicciones?
¿Querer no siempre es poder y en Psigma sabemos cómo ayudarte!

 

Somos un equipo especializado en el tratamiento de adicciones y drogodependencias.
Trabajamos en equipo para ofrecer un tratamiento personalizado, centrado en las necesidades y objetivos de cada persona.

¿Te das cuenta de que pierdes el control y por eso consumes
o bebes más de lo que te gustaría?

Las adicciones

foto_prova

Las drogas y ciertos comportamientos tienen efectos reforzantes –es decir, las ganas de repetirlo–, y potencialmente pueden llevarnos primero hacia el abuso y finalmente a la adicción.

Una adicción no tiene una sola causa. De hecho, los factores genéticos, psicológicos y sociales que llevan a la adicción son distintos en cada persona.

Después de trabajar en varios casos, por experiencia, podemos afirmar:

  • El consumo empieza porque con ello se quiere sacar algo positivo, como eliminar el malestar, evadirse de los problemas, sentirse mejor con uno mismo…
  • El consumo se convierte en un problema cuando se lleva a cabo más veces de las necesarias, y hasta que se acaba perdiendo el control.
  • Hay intentos para dejarlo, pero sin éxito. Aparece la culpabilidad y las mentiras. Los problemas sociales y económicos se agravan.

Leer más

Un problema de adicción no se puede limitar a una única causa. En cada persona hay distintos factores que intervienen en ello: predisposición genética, trastornos de la personalidad, condicionantes sociales, antecedentes familiares, etc.

Es importante, pues, en primer lugar detectar cuáles han sido los factores que han llevado a la persona a este problema (los factores desencadenantes o de inicio). Y después, hay que describir cuáles son los factores que mantienen este funcionamiento problemático para la persona en el momento actual (los factores de mantenimiento). Es decir, entender cómo se inicia el problema y cómo se mantiene.

En muchos casos, la persona ha buscado en el uso de la sustancia la disminución de un malestar de su vida. Ahora bien, es una estrategia que a corto o largo plazo comporta un agravamiento de la situación.


Tipo de adicciones

Adicciones relacionadas con el consumo de sustancias psicoactivas

Cuando hablamos de uso problemático de una sustancia, nos referimos a la dependencia o al abuso de una o varias sustancias. Dentro de esta categoría podemos encontrar sustancias ilegales como la cocaína y el cánnabis. Y también podemos encontrar sustancias legales como el alcohol, el tabaco, los ansiolíticos, los antidepresivos, etc.

Adicciones comportamentales

Cuando hablamos de adicciones comportamentales nos referimos a comportamientos problemáticos de ámbito compulsivo en los que no interviene ninguna sustancia. Dentro de esta categoría encontramos los problemas de ludopatía o adicción al juego, compras compulsivas, adicción al móvil, internet, adicción al sexo, etc.

No es correcto pensar que hay unas sustancias o unos comportamientos más “malos” que otros. Es importante tener presente que en cualquiera de estos casos hay un sufrimiento que deteriora los factores económico, social, familiar y laboral de la vida de una persona. Por este motivo, la detección rápida y el tratamiento de un problema de adicción en las primeras fases se traducen en un mejor pronóstico.

¿Por qué Psigma?

Trabajamos a partir de un modelo psicoterapéutico centrado en la persona. Partimos de sus necesidades y potencialidades para diseñar un tratamiento personalizado, teniendo en cuenta la adicción en la persona en su conjunto. No lo enfocamos como un problema aislado.

El proceso psicoterapéutico es compatible con la vida cotidiana. Nos adaptamos a las necesidades de cada persona para que pueda alternar el tratamiento con las responsabilidades laborales y familiares.

Somos un equipo psicoterapéutico inquieto, comprometido y en formación continua. Estamos a primera línea de las investigaciones y los tratamientos más nuevos en cuanto a temas de adicciones, e incorporamos aquellos avances que han demostrado su eficacia.

Son ejemplos de ello el apoyo al acompañante terapéutico, una figura propuesta desde los modelos europeos; o el mindfulness, una técnica y filosofía de vida que está demostrando su eficacia en la prevención de recaídas.

Como unidad especializada de Psigma, formamos parte de un equipo más amplio de profesionales de la salud que nos permite fomentar el apoyo y la coordinación entre nosotros. De este modo podemos ofrecer soluciones y tratamientos específicos para problemas circundantes como, por ejemplo, la osteopatía para aliviar lesiones y tensiones musculares, o la psicología jurídica para procesos de divorcio y custodias.

¿Cuál es nuestra metodología de trabajo?

foto_prova

En Psigma no tratamos a los pacientes según el tipo de consumo, ya que consideramos cada caso de manera única. Nosotros planificamos un tratamiento individualizado de la siguiente forma:

Primera fase: diagnóstico y valoración

Es la fase de valoración y diagnóstico del paciente y de su familia.
De la valoración, se obtiene una indicación sobre si se puede hacer un tratamiento ambulatorio (el paciente puede asistir al centre médico) o si es necesario un ingreso a corto o largo plazo.

Segunda fase: indicación

En el caso de que el paciente se tenga que internar en un centro médico, se trabajará paralelamente con la familia.
Ahora bien, si el paciente reúne las condiciones para hacer el tratamiento ambulatorio, empezaría la fase de tratamiento.

Tercera fase: contrato de tratamiento

Una vez buscada y analizada la causa de la adicción se establecen unas metas.
En Psigma, las sesiones de trabajo en equipo para superar una adicción incluyen, durante todo el tratamiento:

  • Asistencia a los pacientes con el objetivo de reducir o frenar el consumo de drogas, así como prevenir o detectar otros comportamientos de riesgo (fracaso escolar, agresividad, problemas con la alimentación, relaciones emocionales y sexuales de riesgo, delincuencia, conducción temeraria…).
  • Atención psicoterapéutica individualizada. Crear un espacio de confianza con el paciente para evaluar la situación de consumo (uso, abuso o adicción) y favorecer así la toma de consciencia tanto de la situación como de otras conductas de riesgo. Esto nos tiene que llevar a motivar un cambio de conducta por parte del paciente.
  • Evaluación psiquiátrica: valoración de un médico-psiquiatra especializado para establecer un diagnóstico psicopatológico, si es conveniente.
  • Terapia en grupo: espacio donde se favorece una reflexión crítica sobre el consumo de drogas.
  • Terapias familiares: seis sesiones quincenales estructuradas en contenido teórico, que favorecen la comprensión de la drogodependencia, el intercambio de experiencias y la adquisición de nuevas herramientas para afrontar y favorecer la mejora del paciente y de su familia.
Cuarta fase: seguimiento (dos años después del alta)

Una vez se han conseguido las metas, se tiene que mantener un cierto contacto con el paciente para evitar posibles recaídas y, al mismo tiempo, despedirse de él.

Serveis de la unitat

Psicólogo

Buscar la causa de la adicción. Se realiza un análisis de cómo se ha originado el consumo y cómo este se ha convertido en un problema para la persona, desgranando los factores que hacen que mantenga este comportamiento problemático.

Trabajar aspectos de la personalidad del paciente. La personalidad es dinámica: hace que tenga la capacidad de poder cambiar. Entenderse mejor a uno mismo hace repensar las decisiones a la hora de consumir. Hay aspectos de la personalidad y del funcionamiento que la persona puede trabajar para mejorar su calidad de vida.

Convencer de que el hecho de dejar la droga le será positivo para la vida. Muchas veces, los pacientes vienen porque el entorno insiste mucho, pero no con el convencimiento de querer dejar la sustancia. El trabajo del terapeuta en este caso es lograr que el paciente recapacite su conducta sobre si lo que está haciendo le aporta cosas positivas. Es importante tener en cuenta que si una persona quiere hacer las cosas a la fuerza, a la mínima que pueda, volverá a buscar la sustancia. Una vez que ya haya recapacitado y haya aceptado el hecho de querer dejar la sustancia, entonces se activa el protocolo de control. En terapia se dan herramientas para evitar las recaídas y, a la vez, se trabaja la raíz del problema. En muchos casos, la persona con problemas por consumo llega a la consulta empujada o presionada por la familia o el entorno próximo. En estos momentos la persona aún muestra ambivalencias que presentan dudas de si dejar o seguir el consumo. Contemplar y analizar el uso que hace de la sustancia de una forma crítica ayuda a problematizar el uso que hace de ello y tener una perspectiva más realista y responsable de su comportamiento. En muchas ocasiones, los familiares y el entorno próximo pueden detectar estos problemas con más facilidad que la persona que los sufre, a causa de la propia problemática de la adicción. Es importante atender a la familia como un conjunto: un sistema en el que cuando una de las partes sufre termina repercutiendo en los otros. Un problema de adicciones o abuso de sustancias va más allá de una cuestión individual.

Trabajar con familias. Muchas veces estas familias llega a un punto en el que están tan desesperadas que no saben qué hacer. En Psigma, si es conveniente, hacemos terapia familiar para dar apoyo a las familias que normalmente lo necesitan. Si es necesario, también hacemos terapia para cambiar los roles familiares que pueden afectar la situación en la que se encuentran. La orientación y asesoramiento familiar es esencial en el tratamiento para la dependencia o abuso de una sustancia. El familiar puede ser un elemento de apoyo importante para el paciente, o bien, puede ser vivido como un controlador y represor. Es importante que los familiares o personas próximas entiendan la problemática y el proceso por el que pasará la persona: las fases del tratamiento, las recaídas… Capacitar a los familiares para poder actuar en cada momento les ayudará a sentirse más eficaces y seguros. Saber qué hay que hacer y qué no hay que hacer en determinadas situaciones tranquiliza el entorno próximo y le da un papel más activo en el proceso de recuperación. Las situaciones de conflicto y el estrés son factores que no favorecen el proceso de recuperación y, por lo tanto, conocerlos, permite prevenirlos. Mejorar la resolución de conflictos ayuda a modificar positivamente el clima familiar y, a la vez, mejorar la recuperación del paciente.


Psiquiatra

Una vez que el paciente ha tomado la decisión de querer dejar la sustancia, el psiquiatra se encargará de ofrecer la posibilidad de beneficiarse de una medicación para reducir el deseo de consumo. A nivel farmacológico contamos con varias opciones que acompañan el tratamiento psicológico. En la fase de desintoxicación, la medicación puede ayudar a la persona a superar el síndrome de abstinencia de una forma más leve, reduciendo el sufrimiento. En otros casos, la medicación puede ayudarnos a controlar otros síntomas de tipo ansioso o depresivo. Otros fármacos actúan en la prevención de recaídas, convirtiéndose en un aliciente para seguir con la abstinencia (ej. Colme, Antabus).

La medicación se aconseja de forma puntual y durante el tiempo que lo requiera, teniendo en cuenta el análisis previo.


Acompañante terapéutico

Este profesional se dedica a hacer un trabajo de control externo del paciente ya que, muchas veces, él no se puede autocontrolar. Algunas de las tareas que puede ejercer este profesional son las siguientes: un control de la economía del paciente, un control de orina, o cambiar el entorno del paciente ayudándole a buscar actividades de ocio sanas que individualmente no está acostumbrado a encontrar.

El acompañante terapéutico es una persona próxima y experta en casos de adicciones. Está enfocada a promover el cambio de la persona y arraigar los nuevos hábitos estudiados en la cotidianidad del paciente. Es aconsejable en aquellos casos en los que el entorno tenga una fuerte sobrecarga y la persona requiera un apoyo externo (fuera de consulta) para validar y darse cuenta de que los cambios que se propone son posibles.

En muchas ocasiones, la persona se percibe incapaz de reconducir situaciones o materializar, en su día a día, los cambios que se propone. Las recaídas reiteradas, la falta de apoyo familiar y/o social por el cambio, construyen una torre de fracasos e intentos fallidos que la persona vive con mucho malestar. Esta persona se apoya en la típica frase: “Lo he intentado tantas veces y no ha funcionado… Seguro que no seré capaz de hacerlo”. Esta figura terapéutica ayuda a mejorar el autoconcepto de la persona y su capacidad de autoeficacia.


Acompañamiento terapéutico en adolescentes

Esta figura está centrada en los adolescentes. Es una figura que, además, puede dar mucha tranquilidad a los padres. Una de las tareas que podría desarrollar este profesional sería la de ir a buscar al chico en casa para llevarle a la escuela, despertarle, etc. En resumen, la necesidad de activarle. De este modo se conseguiría que el paciente empezara a establecer unas bases para comenzar a normalizar su vida. La figura del acompañante, en términos metafóricos, sería como el bastón que necesita alguien cuando se está recuperando de una operación, pero en este caso, traspasado a nivel psicológico.


Terapia de grupo

La terapia de grupo es muy útil para los pacientes, principalmente porque permite que se den cuenta de que muchas personas están padeciendo situaciones iguales o parecidas. Es un proceso donde están involucradas muchas personas que están pasando por momentos complicados. Esta terapia colectiva sirve porque a través de la experiencia que están viviendo los distintos pacientes, estos puedan ayudarse entre ellos. Eso sí, siempre con la supervisión de dos psicólogos.

La terapia de grupo tiene una ventaja relevante ante la terapia individual, y es que permite realizar prácticas que pueden ser como un entrenamiento previo para afrontar situaciones de la vida cotidiana. Además, la interacción con los otros miembros del grupo permite trabajar distintos aspectos de la persona que van surgiendo en la misma dinámica grupal.


Nuestro equipo de profesionales

Raquel Ariza. Psicóloga.

foto professional

Mi curiosidad por entender el funcionamiento de la mente y las relaciones sociales me llevaron a estudiar psicología. He convertido mi vocación para ayudar en mi profesión. Soy una psicóloga con inquietudes sociales y comprometida con el bienestar de las personas y las problemáticas sociales, elementos que han orientado tanto mi formación como mi bagaje profesional y se ha materializado en el trípode de mi empleo actual: la investigación y formación, el trabajo social y comunitario como psicóloga de salud mental en el ámbito público y la psicoterapia privada en Psigma en el tratamiento de las adicciones.

Desde una perspectiva humanista confío en el potencial de cada persona y su capacidad de aprendizaje para vivir en plenitud y bienestar consigo misma y con los demás. En el transcurso de la vida, cada uno pasa por episodios críticos que condicionan en gran medida el cómo somos (la identidad), como nos vemos (la autoestima), cómo nos relacionamos con los demás y como vemos el mundo. Afortunadamente, el concepto de salud en el imaginario social está cambiado y esto se materializa en más demandas de ayuda, apostando por "querer estar bien y mejor" y la prevención. La psicoterapia tiene un rol clave en concepto de salud: te ayuda a conocer como eres, como te relacionas con los demás y el entorno, lo que permite reflexionar en una relación de confianza y respeto incondicional. Toda dificultad, una vez superada, si se trabaja puede convertirse en un provechoso crecimiento personal.

  • 2009 Licenciatura en Psicología por la Universitat Autònoma de Barcelona y Universidad Autónoma de Madrid.
  • 2012 Master en Antropología médica y salud internacional por la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona.
  • 2013 Formación en Mindfulness para FUMH centro adscrito UAB.
  • 2015 Postgrado en Psicoterapia Integradora Humanista por el Instituto Erich Fromm.

Actualmente:

  • Responsable en Granollers del pilotaje de un proyecto de Salud Mental, liderado por la Federació Salut Mental Catalunya y la Generalitat de Catalunya dentro del Plan director de Salud Mental y Adicciones.
  • Formación grupos y equipos de trabajo sobre técnicas de gestión del estrés, manejo de situaciones de alta exigencia y grupos de ayuda mutua.
  • Atiendo en psicoterapia individual de adultos y terapia familiar en problemas de adicciones a Psigma, en las sedes de Vic y Girona.

Carles Berché. Psiquiatra.

foto professional

Nacido en los 60, ya de pequeño quería ser científico pero la vocación humanista iba haciéndose más fuerte a medida que crecía ... Tuve claro que quería ser psiquiatra!

Estudié medicina y en 1996 entro en la Cooperativa de Traballadors de la Salut Mental "Comunitat Terapèutica del Maresme", donde completo mi formación. Pero en todo este tiempo no he parado de formarme de manera continuada, tanto en Salud Mental como en Drogodependencias. También presento trabajos que son aceptados y expuestos en Congresos nacionales e internacionales

El año 2000 cojo las maletas y me presento en la Fundació Sant Hospital de La Seu d'Urgell de la que fui Jefe del Servicio de Salud Mental, dirigiendo y organizando la Salud Mental pública de una amplia área de nuestros Pirineos.

Al final del 2013, fundo Psiquiatriapirineus, y desde principios de este 2014 formo parte del equipo profesional de Psigma. Creo que desde el ámbito privado puedo dedicarme mejor a la atención de las personas ofreciendo un servicio integral, sin listas de espera, atención directa sin las limitaciones de tiempo típicas, y fácil disponibilidad gracias a las nuevas tecnologías ... ahora sí puedo trabajar como creo que debe hacerse, con altos estándares de calidad y ofreciendo un nivel de excelencia.

  • Licenciado en Medicina por la Universitat de Barcelona al 1987.
  • Estudios de especialización en Psiquiatría en la Comunidad Terapéutica del Maresme de 1996 a 1999.
  • Maestría de Clínica en Salud Mental en la Universitat de Barcelona de 1997 a 1999.
  • Diploma de Altos Estudios Avanzados como Investigador en el Programa de Doctorado "Estudios Avanzados en Ciencias Biomédicas". Universitat de Lleida 2006.
  • Ha participado como ponente y presentando trabajos de investigación en la 2ª Conferencia Europea de la OMS "Mejora de la calidad en servicios de salud mental" 1998, V Congreso Nacional de Psiquiatría en Zaragoza en 2000 , XXIX Jornadas Nacionales de Socidrogalcohol a Lleida en 2002, 18th ECNP Crogress del European College of Neuropsychopharmacology en Amsterdam, en 2005.
  • Tutor y formador de alumnos de Psicología Clínica y de Psicopedagogía en la UNED entre 2005 y 2006, del Curso de Formación para la capacitación en Psiquiatría Forense del 2005 al 2007 (Departament de Justícia, Generalitat de Catalunya).
  • Ha trabajado como colaborador profesional con Credeyta ( Creatividad , desarrollo y Talento ) ayudando a los niños con problemas escolares para superdotación y talento, y otros problemas. Con Tebex en medicina y psiquiatría forense. Y en S.I.S. , Empresa de servicios sociales y asistenciales, como Director Médico.
  • Postgrado en ”Avances en Drogodependencias” , Universidad de La Laguna, 2011.
  • Jefe de los Servicios de Salud Mental y Adicciones de la Fundación Santo Hospital de 2002 a 2013.
  • Desde el 2013, fundador de PsiquiatriaPirineus.

Jaume Petit . Psicólogo.

foto professional

Mi recorrido en el campo de las adicciones comienza en 1991 y he trabajado en diferentes dispositivos en combinación siempre con mi consulta privada.

Estoy muy contento de poder participar en este nuevo y decidido proyecto de Psigma y aportar todo lo mejor que pueda en la atención a las familias y a todo el equipo de atención.

  • Psicólogo Especialista en Psicología Clínica. Licenciado por La Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación -Sección Psicología clínicamente de la Universitat de Barcelona (1985). Colegiado nº 2852 del COPC.
  • Trabajando en consulta privada desde 1991 y compaginando actualmente con la coordinación del Área Clínica de la Asociación C.Fronts (Clínica en las fronteras), y promotor y docente de la Escola d’Acompanyament Terapèutic de Barcelona.
  • Socio / participante de la revista Intercambios y de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.

Eduard Darbra. Psicólogo.

foto professional

Siempre me ha gustado ayudar a la gente. Las personas que tienen problemas para controlar el consumo de una sustancia o alguna conducta que debilite la calidad de vida son personas que hacen sufrir.

Mi recorrido por el campo de las adicciones comienza en el Proyecto hombre, donde había gente en riesgo de exclusión social que quería dejar el mundo de las drogas. Mi recorrido continuó en el Caso del Raval de Barcelona. Aquellos pacientes ya estaban en situaciones extremas, y muchos de ellos su vida sólo consistía en buscar droga, consumir y sobrevivir. Era la forma que tenían de evadirse y no pensar en la vida. Allí la gente también tenían unas vidas muy complicadas. Finalmente fui a una comunidad terapéutica donde tuve la primera toma de contacto con el acompañamiento terapéutico, allí había gente de todo tipo, gente que realmente quería dejar el consumo y sufría, y gente que en un principio e iba a la fuerza y después terminaba viendo que sí era mejor dejar el consumo. Con un gran gasto económico. Después de ver esto decidí que yo quería ayudar a la gente de una manera que fuera más asequible para el paciente y sus familiares, y decidí entrar en el proyecto de Psigma.

  • Licenciado en Psicología por la Universitat Ramon Llull
  • Psicólogo colegiado número 19677
  • Máster en psicología clínica y de la salud por la Universitat Ramon Llull
  • Master de psicología y sexología clínica y de la salud por la Universitat de Barcelona
  • Curso de constelaciones familiares
  • Curso de psicología sistémica.
  • Curso de psicología de adicciones
  • Seminario de adicciones
  • Curso de acompañamiento terapéutico


Tarifas

Servicios de la unidad de adicciones:

  • Sesión con un terapeuta, 50 € / 60 min
  • Sesión con dos terapeuta, 80 € / 60 min
  • Sesión psiquiatra individual, 60 € / 60 min
  • Sesión de acompañamiento, € 30

Solicita más información

Facilítanos tus datos y te respondemos!

He leído y acepto el documento de confidencialidad y protección de datos

Quiero recibir información de Psigma


Contacta con Psigma

620 756 015
info@psigma.cat
Formulario de contacto

Barcelona
C. Aragó 268, 3er 1a

Vic
C. Morgades 19, ent. 3era

Manresa
C. Vilanova, 1-3, 1er F, (Plana de L'Om)
T. 938 723 263

Girona
C. Barcelona 61, 2n 1a

Psigma

El equipo de psicólogos en Vic, Barcelona, Manresa y Girona somos especialistas en psicología infanto-juvenil y de adultos en el diagnóstico y tratamiento psicológico. También somos expertos en terapia de pareja en Barcelona, Vic, Manresa y Girona, sexología, crecimiento personal y psicología jurídica. No dudes en pedirnos información. El equipo multidisciplinar de salud de Psigma te daremos la información que necesites.

Área clientes