Cat / Esp

Vacaciones con niños: estrés o descanso?

Parece mentira pero ya tenemos las esperadas vacaciones de verano a la vuelta de la esquina. Llega la tranquilidad para muchos, sin horarios, sin prisas …

Hay padres que a principios de agosto ya están deseando que empiece septiembre y el nuevo curso escolar, los hay que no pueden disfrutar mucho de los niños durante el año (debido a los pésimos horarios laborales y la poca conciliación laboral) y esperan las deseadas vacaciones con ansia para poder disfrutar de sus niños y niñas.

Sea como sea, son dos meses que pueden acabar siendo bastantes duros; se rompe con las rutinas que tanto nos han costado instaurar durante el año y planificar unas vacaciones en familia puede ser duro. ¿Qué hacemos con ellos? Como planificamos el tiempo? ¿Qué actividades son las más importantes que hacer?

Durante las vacaciones tenemos la gran oportunidad de disfrutar de los niños, de educarlos, de aumentar las posibilidades de aprendizaje, de mejorar nuestra comunicación con ellos y de compartir momentos que durante el resto del año son complicados de realizar . Durante el verano se nos brinda la gran oportunidad de favorecer aquellos ámbitos que consideramos importantes; la responsabilidad, la comunicación entre los miembros de la familia, el trabajo en equipo …

Es importante tener en cuenta que las vacaciones son para todos, padres e hijos. Los niños, al igual que los adultos, deben poder disfrutar de su tiempo libre. Es decir, no es necesario obligarlos a pasar largas horas cada día haciendo deberes, cuadernillos de verano, leer, hacer dictados …

Podemos ayudarles a organizarse y a llevar a cabo una actividad al día o a reforzar aquellas áreas en las que tiene más dificultades, pero si a un niño que no le gusta leer y la obligamos a leerse 20 páginas cada día, seguirá odiándolo. “Poco a poco y buena letra“ dicen, pues intentemos pedirle que lea una (y de un libro que haya elegido él), pero que lo haga bien, prestando atención, contándonos después qué es lo que ha leído, etc …, no se le hará tan pesado y puede que incluso le acabe gustando!

Hoy le proponemos unos consejos para poder disfrutar de las vacaciones en familia de manera positiva:

– Intente tener en cuenta la opinión de los niños a la hora de planificar las vacaciones.

– Procure, siempre que sea posible, llevar a cabo actividades que cubran aspectos educativos de los pequeños, así como actividades que no puede realizar durante el resto del año.

– No deje que pierdan todos los aprendizajes que han adquirido durante el curso escolar. Hay que ir repasando un poco cada día, pero, a poder ser, de manera lúdica y dinámica.

– Proponga pequeñas responsabilidades, permita que le ayuden en casa, y hágales partícipes de algunas tareas domésticas, siempre en función de su edad y de sus posibilidades.

No olvide que usted es su modelo y que le toman de referente. Es importante tenerlo presente durante las vacaciones ya que es cuando pasará más tiempo juntos.

Montse Grau Sánchez

Psicóloga infanto – juvenil de PSIGMA Manresa

Col. 18093