Testimonis de problemes d’erecció

Bernat. 56 anys. Falta de desig i problemes d’erecció.

Feia molts anys que no vivia la sexualitat com un joc, sense presses ni passos concrets a seguir. Ja ho podia haver après abans!

Cada vegada que veia que la meva parella m’abraçava i em feia petons, jo anticipava que volia sexe i evitava cada vegada més el contacte. Tenia por a tenir relacions i ho vivia molt negativament.

Estava en una espiral que cada vegada anava a més. Sort en vaig tenir de poder superar la por i la vergonya i visitar al meu sexòleg! Com m’has ajudat!

Feia molts anys que no vivia la sexualitat com un joc, sense presses ni passos concrets a seguir. Ja ho podia haver après abans!

Joan. 45 anys. Aversió al sexe, disfunció erèctil i problemes de parella.

Això no es supera fàcilment, però sento que estic molt millor i que sense la seva ajuda continuaria fatal

Només puc expressar l’agraïment a la nostra terapeuta sexual i de parella. Quan la meva dona em va animar a fer teràpia no hi creia gens, però he vist que he pogut canviar sobretot els pensaments automàtics que em venien i que veia que jo sol no sabia superar. No sabia què fer.

De moment sento que he fet passos endavant i amb les recursos que hem après anirem fent el camí que encara ens queda. Això no es supera fàcilment, però sento que estic molt millor i que sense la seva ajuda continuaria fatal.

Cristina (40 anys) i Javier (43 anys). Teràpia sexual / de parella. 12 sessions.

Nos llevaron al punto más importante: a aceptarnos tal y como éramos cada uno, con sus limitaciones y sus capacidades

Tras un año y medio de relación me sentía frustrada porque nuestras relaciones sexuales no eran satisfactorias. Él nunca daba el primer paso para mantener relaciones y tenía disfunciones eréctiles.

Al principio no me importó y pensé que eran nervios. Después le pedía que diera primeros pasos porque no me sentía deseada. Unos días iba bien, pero al poco estábamos igual o peor. Hablábamos del tema, pero él cada vez se sentía más agobiado y entramos en un bucle del que no sabíamos cómo salir.

Aunque yo creía que era él quien se tenia que tratar, nos propusieron la terapia de pareja. Tras hablar de nosotros y de nuestras experiencias anteriores, empezamos a abordar el problema, aunque los dos queríamos que mejorase no lo conseguíamos. Ya en las primeras visitas salíamos muy contentos, en casa comentábamos la terapia y nos hizo relajarnos más.

Nos ayudaron a conocernos, nos dieron técnicas y ejercicios para fomentar las relaciones sexuales. Pero sobre todo nos llevaron al punto más importante: a aceptarnos tal y como éramos cada uno, con sus limitaciones y sus capacidades.

Ahora nos sentimos más unidos ya que la terapia ha hecho que nos conozcamos mejor. Estamos muy agradecidos a los psicólogos de Psigma porque supieron entendernos y ayudarnos.

Contacte

Formulari de contacte

Fes-nos una consulta i et responem

Em vull subscriure al butlletí Em vull subscriure el butlletí de Psigma
He llegit i accepto el document de política de privacitat

×
Contacte

Formulario de contacto

Envíanos tus datos y te respondemos!

Quiero suscribirme al boletín Quiero suscribirme al boletín de Psigma
He leído y acepto el documento de confidencialidad y protección de datos

×

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar la seva experiència i els nostres serveis. Si continua navegant, vostè està acceptant el seu ús. Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Psigma